Los Valores

Palou-Rognoni abogados asociados basa su actuación en principios y valores que impregnan constantemente los servicios legales y jurídicos que proporciona:

  • Eficacia: Trabajamos con todos los recursos jurídicos y negociales al alcance para lograr soluciones satisfactorias a los problemas y disputas jurídicas planteadas, con criterios de máxima eficacia.
  • Confidencialidad: Garantizamos la absoluta confidencialidad y el secreto profesional de aquello que los clientes nos confían.
  • Confianza: Muchas personas y organizaciones de la procedencia más variada han confiado en el enfoque de tratamiento de los problemas y disputas jurídicas, así como el conflicto humano, permitiendo gozar de la confianza de numerosos clientes nacionales e internacionales. Ofrecemos un trato directo y técnicamente especializado en aplicación de los valores que son la base del honor y la dignidad de la profesión de abogados.
  • Calidad: Apostamos por el criterio cualitativo, con una aproximación a la vez artesanal y profesional que permite conseguir la máxima calidad de los procesos y las soluciones que se buscan.
  • Experiencia: Más de veinte años de experiencia profesional como abogados, tanto a nivel local como a nivel internacional, nos permiten poner al servicio de las personas y de las organizaciones una sólida experiencia orientada a la búsqueda de las mejores soluciones jurídicas y humanas.
  • Excelencia: Buscamos la excelencia en todas las acciones que emprendemos, con rigor, alcanzando objetivos, acorde con la sociedad globalizada.
  • Equipo: Trabajamos en equipo -tanto nacional como internacionalmente- con los más diversos profesionales para gestionar y solucionar los problemas, disputas jurídicas y conflictos humanos que se nos confían.
  • Principios: Asumimos como propios los principios deontológicos establecidos en el Código Deontológico de los Abogados en la Unión Europea y el Código de Conducta Profesional de los Abogados de la Corte Penal Internacional a la que estamos adscritos, como, entre otros principios, la independencia, la libertad de defensa, el secreto profesional, la confianza e integridad.
  • Ética: Los valores éticos universales que la humanidad ha ido ofreciendo -además de los propios de la abogacía- constituyen fuente de inspiración constante en nuestra actuación.